El corazón late de forma regular entre 60 y 100 latidos por minuto en reposo, un ritmo que se puede ver alterado por diferentes motivos. Esta alteración es lo que conocemos como “arritmia cardíaca”. Se calcula que una de cada 3 personas padecerá de una arritmia cardiaca a lo largo de su vida. La fibrilación auricular, que afecta a más del 4% de las personas de más de 40 años, es la más frecuente.

El corazón late de forma regular entre 60 y 100 latidos por minuto en reposo, un ritmo que se puede ver alterado por diferentes motivos. Esta alteración es lo que conocemos como «arritmia cardíaca». Se calcula que una de cada 3 personas padecerá de una arritmia cardiaca a lo largo de su vida. La fibrilación auricular, que afecta a más del 4% de las personas de más de 40 años, es la más frecuente.

Las arritmias son trastornos del ritmo cardíaco. Los latidos son el resultado de unos impulsos eléctricos que permiten que las aurículas y los ventrículos se contraigan de forma adecuada y rítmica a una velocidad regular de forma regular. Las arritmias provocan el ritmo del corazón se ralentice o se acelere.

Existen muchos tipos de arritmias y cada una de ellas requiere un tratamiento específico. Lo importante es que ante cualquier síntoma se consulte con el médico.

Tipos de arritmias cardíacas

Los trastornos del ritmo cardíaco, es decir, las arritmias, van de las extrasístoles, el tipo más común, hasta situaciones potencialmente peligrosas, como algunas taquicardias ventriculares.

Los síntomas

Aunque hay veces que los síntomas pasan desapercibidos, habitualmente quien padece una arritmia, lo nota. Los síntomas pueden variar, aunque los más habituales son:

  • Palpitaciones: aumento de la frecuencia cardíaca

  • Desmayos o síncopes. las personas afectadas pueden experimentar mareos e incluso pérdida de la consciencia.

  • Fatiga y falta de aliento: Sensación de cansancio cuando se realizan esfuerzos, incluso dolor torácico

  • Dolor torácico

Las causas

Existen diversos factores que podrían explicar su aparición:

  • Envejecimiento. La edad es un factor importante en el desarrollo de ciertas arritmias. Sin embargo, algunos tipos de arritmias como las taquicardias paroxísticas supraventriculares se dan más frecuentemente a edades tempranas.

  • Factores de riesgo cardiovascular, en tanto que pueden provocar enfermedades cardiovasculares que provoquen arritmias, como el infarto de miocardio, por ejemplo. Diabetes, obesidad, hipertensión arterial o apnea del sueño son algunos de ellos.

  • Consumo de alcohol. El alcohol en exceso tiene un efecto pro-arritmogénico y puede producir fibrilación auricular, aunque sea en un solo día, es lo que se denomina «corazón de fiesta».

  • Genéticas. Personas con predisposición genética o cardiopatías familiares.

El diagnóstico

Para hacer el diagnóstico es necesaria la historia clínica, examinar al paciente y un electrocardiograma. Suele ser necesario estudiar el ritmo cardiaco con dispositivos de monitorización o Holter ECG, durante periodos de tiempo más o menos prolongados en función de la frecuencia de los síntomas. Habitualmente, también es necesario llevar a cabo otras pruebas, como por ejemplo el ecocardiograma Doppler y una prueba de esfuerzo.

Si los síntomas, antecedentes o resultados de las pruebas lo indican, será necesario practicar un estudio electrofisiológico para valorar la conducción del impulso eléctrico en las distintas cámaras cardiacas.

Es clave acudir al médico en el momento en que la persona tenga síntomas de una posible arritmia.

Los tratamientos

Existen diversos tipos de tratamiento, en función de la arritmia diagnosticada. Estos pueden ser farmacológicos, procedimientos per cutáneos con catéter, dispositivos implantados o cirugía. En cuanto a la fibrilación auricular, la ablación de las venas pulmonares se ha demostrado como el tratamiento más eficaz para mantener el ritmo cardiaco.

Prevención

La prevención es fundamental. Hay numerosos factores de riesgo que van a influir en el desarrollo de una enfermedad cardiovascular, que podría acabar provocando una arritmia.

Ante síntomas de trastornos del ritmo cardíaco es importante acudir al centro de primaria o servicio de urgencias, ya que es esencial tener un ECG que ayude a detectar la enfermedad de manera precoz.

Consulta más información llamando al 2555-3700 o vía WhatsApp al 7885-6350. ¡Será un gusto atenderte!
Regresar a Para Pacientes

Deja tu Comentario

Debes estar Conectado para publicar un comentario

Nuestros Doctores
  • Staff Médico

    CARDIÓLOGOS:

    > Dr. Manuel Adolfo Rivera Castaneda

    Cardiólogo, Intervencionista, Hemodinamista

    > Dr. José Arturo Gómez Hecht

    Cardiólogo, Internista, Ecocardiografista (Niños y Adultos)

    > Dr. Luis Ramón Colato García

    Cardiólogo

    > Dr. Juan Jose Flores Molina

    Cardiólogo Intervencionista

    > Dr. Jorge Manuel Guevara Anaya

    Cardiólogo Intervencionista Pediatra

     

    ADEMAS CONTAMOS CON EL STAFF DE MÉDICOS EN OTRAS ESPECIALIDADES.

    ESPECIALISTAS:

    > Dr. Carlos José Alvayero Henríquez.

    Endocrinólogo

    > Dr. Rafael Humberto Romero Borlasca

    Neurólogo

    > Dr. José Ricardo Osegueda Ortega

    Cirujano Cardiovascular, Especialista en arterias y Venas

    > Dra. Sonia Maza de Rivera

    Médico Fisiatra y Rehabilitación Cardíaca

    > Dr. Mario Fonseca

    Ortopeda

    > Dr. Alfredo Benjamín Noyola Cea

    Neumólogo, Alergias Respiratorias

    > Dr. William Vladimir Sánchez

    Neumólogo, Especialista en enfermedades Respiratorias

    > Dr Alberto Antonio Flores Molina

    Neumólogo Intervencionista

    > Dr. José Víctor Rodríguez Mendoza

    Cirujano Coloproctólogo, Enfermedades de Colon, Recto y Ano

    > Dra. Gilda Miranda de Noyola

    Nutrióloga

    > Dr. Oscar M. Palacios

    Cirujano Urólogo

    > Dra. Maritza Ascencio de Palacios

    Psiquiatra

    > Dr. Eduardo  Arévalo

    Alergólo Especialista